Columnas — 27 octubre 2017
Los frenos a la venganza

Un amigo ya fallecido, cuyo nombre me reservo por respeto a su memoria tuvo una vida infame. Su matrimonio fue infierno cuya larga duración no hacia sino pensar en lo interminable de su sufrimiento.

Había conocido a su esposa cuando ambos eran estudiantes de derecho y ella, por razones de la vida, se dedicó a la rama penal, y por otras circunstancias de la misma vida, practicó durante más de 35 años como agente del Ministerio Público.

Mientras mi amigo hipaba en la cantina con los codos sobre la barra y la mirada en el infinito me decía, no sabes lo que es estar casado con una fiscal. No se olvida nada y tiene un rencor de Código Napoleónico.

Esa historia siempre me ha permitido asociar dos cosas. Una, el rencor, otra la condición de fiscal.

Por eso la idea de votar por la reinstalación o la vigencia de su cese, en el caso del fiscal electoral, Santiago Nieto me parece pertinente. Los argumentos a favor del voto abierto, la cara al pueblo, la valentía, el compromiso y demás zarandajas, me parecen absolutamente cursis y demagógicos.

Como este:

“Ricardo Anaya, líder del PAN, aclaró (Radio Fórmula) que no existe ningún acuerdo para dejar correr los 10 días en el Senado, para la destitución de Santiago Nieto, ex titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade).

“Ricardo Anaya, en entrevista con Denise Maerker, señaló que a su partido no le han informado sobre el supuesto acuerdo de los 10 días para la destitución de Santiago Nieto y que sí es así, él está en desacuerdo.

“Pedimos que se vote de manera transparente, quién quiera votar sobre la destitución, que lo haga, pero que lo hada del frente al país”, puntualizó el líder del PAN.

“Asimismo, Anaya declaró que la manera deseable para decidir la destitución de Nieto Castillo, es por medio del tablero, de manera transparente y no dejando pasar los 10 días; mucho menos, votar por medio de la cédula del Senado.

“Al finalizar la entrevista el líder del blanquiazul, expresó que el PRI pretende controlar la FEPADE a 8 meses de las elecciones presidenciales de 2018”.

Un sicólogo muy connotado les ponía sus pacientes un ejemplo sobre el poder de la mente: yo te pido, le decía a cualquiera, que no me hagas caso. No obedezcas, pero de ninguna manera. No vayas a pensar en un caballo azul. No pienses en un caballo azul.

Y por los campos del pensamiento surgía la idea del solípedo color del sulfato de cobre.

–¿Ya ves?, si lo piensas es porque lo supones o lo crees. Así es la mente humana.

En el caso de Don Santiago Nieto, quien –dicho sea de paso–, ni en sus mejores momentos de ensoñación se imaginó convertirse en la noticia ubicua de una semana entera, la venganza se ha presentado arropada en una falsa negativa. Si lo piensa, aun para negarlo se debe primero considerarlo, es porque lo concibe y si esto sucede, el siguiente paso es hacerlo. Se trata de la condición humana.

Ha dicho don Santiago, al menos en su más reciente entrevista con “El universal”, no habrá represalias contra quienes voten en mi contra en el Senado. Yo solo aplicaré la ley.
Y cuando un fiscal resentido –o nada más con buena memoria–, no ofrece nada más allá de aplicar la ley, nos recuerda aquel viejo dicho, ya sabemos cual; de los amigos con gracia y los ene mis gon el código penal sobre los lomos. Ya lo sabemos y quien le quiera creer una palabra a Santiago Nieto es menor de edad o ha vivido poco o no sabe nada de nada.

Nieto comprará un ábaco y una a una irá pasando las cuentas de su rencor. Este sí, este también, cada vez cuando se le pongan en la Moira.

La única forma de evitar esto es el voto por cédula. A fin de cuentas tan legal es una reforma abierta como una forma escrita en un papel. De esa manera se anulan las venganzas y eso, relativamente porque el desquite será contra los partidos, no contra las personas. Pero algo es algo.

#ladyborrachita

Durante años los políticos y a veces sus hijos, los temibles “juniores”, regenteaban el monopolio de la prepotencia, la altanería y la soberbia.
Hoy los han desbancado algunos defensores de Derechos Humanos, como dice ser la señora Yndira Sandoval cuyo caso ha acaparado tanta atención mediático inmerecida. No por el volumen, por la orientación.

Quizá su edificante ejemplo la haga candidata a presidir una Comisión Defensora de Derechos… etílicos.

Y no se trata de satanizarla por el alcohol, sino por la deficiencias del juicio y las mentiras asociadas al excesivo consumo del refino.

Cantaba Tata Nacho, borrachita me voy…

–0–

Related Articles

Share

(1) Reader Comment

  1. Voto transparente es mejor que en lo obscurito. Acaso no lo dice el PRI ” Todo lo que tiene precio sale barato”, entonces los cañonazos de 50,000, ó 500,000 ó 5 millones o hasta más con los que comprarán el voto de conocidos mercenarios se ocultarán en lo obscurito. ¿Es lo que usted prefiere Sr. Cardona?. ¡Qiénes de los 5 traicioneros se evidenciarán?

Deja un comentario