Columnas — 15 diciembre 2017

De la Minuta que expide la Ley de Seguridad Interior, de las Comisiones Unidas de Gobernación; de Defensa Nacional; de Marina; y de Estudios Legislativos, Segunda.

Objetivo: Regular la función del Estado para preservar la Seguridad Interior, así como establecer las bases, procedimientos y modalidades de coordinación entre la Federación, las entidades federativas y los municipios. Así como prestar auxilio y protección frente a riesgos o amenazas que comprometan o afecten la Seguridad nacional.

Trámite: Se aprobó con 71 votos a favor, 34 en contra y 3 abstenciones y se turnó a la Cámara de Diputados

Posicionamientos de presidentes de comisiones dictaminadoras

Senadora María Cristina Díaz Salazar
Presidenta de la Comisión de Gobernación

Durante la última década nuestro país ha atravesado por una crisis de seguridad que rebasa el umbral de la Seguridad Pública y que está poniendo en riesgo la Seguridad Interior. Por ello, debemos contar con una Ley que legitime y dé certidumbre a las acciones relativas a la coadyuvancia de las Fuerzas Armadas con las autoridades civiles en materia de Seguridad Interior.

“Con la presente ley no se pretende que las Fuerzas Armadas estén al frente de las acciones de seguridad de manera permanente y mucho menos es intención del Gobierno de la República militarizar al país como algunos aseguran”.

“Se establece a la seguridad interior dentro del marco constitucional y de convencionalidad, como referentes fundamentales para la vigencia de los derechos humanos. El mayor interés de todos es salvaguardar los derechos humanos y las garantías”.

Senador Fernando Torres Graciano
Presidente de la Comisión de Defensa Nacional

El dictamen es resultado de un proceso de discusión en el que se escucharon las voces a favor y en contra, por lo que esta es una dictaminación que se llevó en función de muchas mesas que se realizaron.

Jamás podrá ser una protesta social objeto de seguridad interior. Se estableció en el artículo 8, que bajo ninguna circunstancia y por ningún motivo se hará uso de las Fuerzas Federales para contener la protesta social.

Se establece en un artículo transitorio que las entidades federativas que soliciten una declaratoria de protección, deberán presentar un programa con plazos, acciones y presupuesto, para dar cumplimiento al modelo de función policial local.

No es una ley para la Armada, sino para establecer procedimientos, tiempos y requisitos que permitan regular la participación de Fuerzas federales en temas de seguridad interior.

Senador Ricardo Barroso Agramont
Presidente de la Comisión de Marina

La Ley de Seguridad Interior brinda certidumbre jurídica a las Fuerzas Armadas en el desempeño de sus tareas de Seguridad Interior, y busca garantizar que la actuación de estas se dé con total apego al respeto de los derechos humanos, de conformidad por lo establecido en nuestra Constitución y en los tratados internacionales en la materia.

“Con la aprobación, estamos dando un importante paso para saldar la cuenta pendiente con nuestras Fuerzas Armadas, y garantizar el respeto irrestricto a los derechos humanos”.

Senador Benjamín Robles Montoya
Presidente de la Comisión de Estudios Legislativos Segunda

“Expertos de la ONU y representantes de derechos humanos han expresado el rechazo y han pedido al Senado no aprobar en sus términos el dictamen porque es un riesgo e implica la militarización del país”.

Este Senado de la República estaría a punto de aprobar uno de los más graves retrocesos para el estado de derecho y los Derechos Humanos en México en la posrevolución.

Con esta Ley se vuelve a caer en esa tendencia comodina para que las Fuerzas Armadas realicen acciones que no les corresponden.

¿Qué es la Ley de Seguridad Interior?
Es una Ley que regula las acciones de las autoridades federales y locales para intervenir en un estado o municipio, ante una amenaza específica que ponga en riesgo al país.

¿Para qué sirve la Ley de Seguridad Interior?
• Para que las autoridades federales tengan reglas claras, ante las amenazas que representan riesgos en el país.
• Para que los gobiernos de los Estados justifiquen la petición de ayuda a la Federación y se comprometan a corregir sus fallas y atender sus obligaciones.
• Para que no sea discrecional el uso de las autoridades Federales en los Estados.

¿Cómo se hará?
• A través de una Declaratoria de Protección a la Seguridad Interior, que incluirá las amenazas identificadas, qué autoridades intervendrán, tiempo, lugar, acciones y objetivos para frenar las amenazas en un sitio determinado.
• La Declaratoria podrá ser solicitada por el Presidente, el Poder Legislativo del Estado o el Gobernador, en caso de que su Congreso esté en receso.
• La Declaratoria será dada a conocer a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para que actúe en la protección y defensa.
• Al Congreso de la Unión para que analice y dé seguimiento por qué se pidió la intervención y cómo se atienden las amenazas en el lugar que lo solicitó.
• La Declaratoria se publicará en el Diario Oficial de la Federación para que todos los ciudadanos lo sepan y en las gacetas oficiales de los estados afectados.
• La Declaratoria establecerá obligaciones a los estados para invertir en capacitación de policías, controles de confianza, y depurar sus corporaciones de seguridad.
• La Declaratoria no podrá exceder de un año y podrá prorrogarse si la amenaza persiste.

¿Cuándo intervienen el Ejército y la Marina?
Cuando lo precise la Declaratoria y sólo en caso de que Policía Federal sea superada por el conflicto.
El Ejército y la Marina son la última opción que utilizará la Federación.

¿Quién se beneficia con la Ley?
• Los ciudadanos porque podrán saber dónde están las Fuerzas Armadas, y qué están haciendo.
• Se atacarán las amenazas con inteligencia, precisión y coordinación entre autoridades federales, locales y defensores de los derechos humanos.
• Los gobiernos estatales porque no estarán solos ante las amenazas graves y tendrán objetivos y plazos para mejorar la seguridad dentro de su territorio.
• Las autoridades federales porque harán las tareas que les corresponden sin distraerse en otras y tendrán tiempos y lugares establecidos para llevarlas a cabo.

Mitos de la Ley de Seguridad Interior
Se militarizará el país.
Se atentará contra la protesta social.
Se violentan y restringen los derechos de los mexicanos.
Se intervendrán las comunicaciones de manera ilícita.
Las Fuerzas Armadas harán tareas de seguridad pública.

Related Articles

Share

(1) Reader Comment

  1. ¡Excelente columna, con enorme visión!

    Por desgracia existe en México un sin numero de discursos retóricos, que establecen problemas a posibles soluciones.

    Pienso que si se estudia de manera sistemática y pragmática y teleológica, el proyecto de Ley de Seguridad Interior, se obtienen mayores beneficios en las tareas de combate al crimen organizado, dotando de un marco legal a las instituciones armadas, de quien es menester realizar funciones de seguridad publica, cuando se rebasan las capacidades de las instituciones policíacas locales.

Deja un comentario